Porque yo lo que quiero es que mi hija sea feliz, no superdotada.

“¡os ias, mamá!, ¡os ias, papá!, ‘os ias foi!” Y así nos despertamos cada día (os ias = buenos días)

“iaias, mamá” cuando le das algo. (iaias = gracias)

Y para nosotros es mucho más importante que aprenda esto a que aprenda inglés, a contar o a hacer raíces cuadradas con dos años. Y esto lo aprende simplemente viendo como lo hacemos nosotros.

Si, supongo que cada uno tiene sus prioridades, no queremos una hija superdotada y por ello no le pasamos bits, ni la estimulamos ahora que su cerebro “es una esponja” ni aprovechamos para meterle en la cabeza cosas que no necesita y que ya aprenderá en su momento.

Queremos una persona que sea educada y respetuosa con todo el mundo y sobretodo que sea feliz.

Lo que expongo a continuación es MI opinión, es lo que pienso y así lo expongo, sin intentar convencer a nadie y sin buscar que nadie se justifique si no piensa igual que yo. En este mundo todos tenemos derecho a tener nuestra opinión, si alguien se siente atacado que haga una retrospección y piense por que le sientan mal mis palabras, que mire en su interior, pero que no se intente justificar, no es necesario, cada uno hace lo que cree conveniente.

foto-de-niño-estudiando-con-muchos-librosRespeto a la gente que quiere estimular a sus hijos para que sean muy inteligentes, supongo que todos tenemos algún complejo que queremos compensar con nuestros hijos, pero estoy absolutamente convencida de que estimular a un niño para que “se haga más listo” es una pérdida de tiempo, los niños serán lo inteligentes que tengan que ser y forzarles “para que sean más listos” es similar a entrenarles para que sean buenos futbolistas o grandes bailarines de ballet o concertistas de piano, si van a ser unos cracks lo serán igualmente empiecen a los dos años o a los cuatro o a los ocho. Tu hijo/a será inteligente si tiene que serlo, de la misma forma que será guapo/a, alto/a o moreno/a. Tu hijo será lo que tenga que ser, por mucho que te empeñes en “adiestrarle” como si fuera un monito para que “aprenda cosas” que posiblemente en ese momento no le van a servir para nada y que no, no creo que recuerde en un futuro.

Y si resulta que es superdotado, prepárate, porque no, no te creas que tu hijo va a ser más feliz, posiblemente todo lo contrario, las personas superdotadas no son más felices, ni tienen más oportunidades, ni son más ricas ni tienen mejores trabajos.

Todo esto viene a cuento porque veo como la gente se vuelve loca intentando que sus hijos sean los más listos y se empeñan en “llevarlos a la guardería para que espabilen” o a clases de ingles con cuatro meses para “que se hagan bilingües” (menudo TIMO son las clases de inglés para bebés, si tu no hablas inglés ya puedes llevarlo a clases y gastarte la pasta, tu hijo NO será bilingüe en la vida, como mucho aprenderá el idioma, pero eso no es ser bilingüe).

Cuando Alba era pequeña (más pequeña de lo que es ahora) recuerdo haber leído en un blog como una madre buscaba la mejor guardería para 1302602916_0su niño, en una de ellas le vendían la moto de que a los seis meses enseñaban a los niños los colores. Otra contaba como a su hija de dos años le habían regalado un juego de colorear y no quería usarlo porque lo asociaba a las fichas que diariamente le obligaban a hacer en la guardería. Con dos años esa niña ya tenía la “obligación” de rellenar una ficha diaria. Pongo las comillas porque quiero pensar que si un día la criatura no quería hacer la ficha, no se la llevaba a casa de deberes.

¿Para que quiere un niño de seis meses aprender los colores? ¿De verdad es sano que a un niño se le haga aprender algo que no necesita? Se habla de no forzar a los niños a andar o a gatear o a ponerse en pie o a quitarles el pañal o el chupete o a comer con cuchara para respetar sus ritmos, pero a la hora de querer que aprendan cosas la cosa cambia, entonces nos parece estupendo “entrenarle” o estimularle para “aprovechar sus capacidades” y que desarrolle “todas sus posibilidades” ¿No es igual de insano forzar a un niño que no está preparado a andar que forzarlo a aprender cosas si no está preparado para ello?. “Es que en las clases de inglés se lo pasa muy bien, solo cantan” ya, y si al niño lo pones en pie y “le ayudas” a andar también se lo pasa muy bien, pero está demostrado que no es bueno para él, y si lo metes en un taca-taca ya ni te cuento lo bien que se lo pasa, pero hay países donde están hasta prohibidos.

Voy a hacer una comparación con algo que conozco relativamente bien y que a mi forma de ver demuestra que la naturaleza es sabia y que por mucho que nos empeñemos en forzarla, ella sigue su curso.

Cuando llega enero/febrero, en invierno, con el frío, te empiezan a entrar las ansias para preparar el huerto (en mi caso, macetohuerto) para la primavera, empiezas a preparar los semilleros, preparas las macetitas, plantas las semillas y dejas el semillero junto a un radiador para que germinen porque si las dejas “sin hacer nada” esas semillas no van a germinar, no lo van a hacer porque aún no es su momento.

Y te pasas meses vigilando los semilleros y dándoles calor y cuidando y haciendo mil cosas para que las plantitas crezcan. Y muchas de esas plantitas no llegan a tirar hacia adelante, porque no es su momento. Y se quedan estancadas por mucho que hagas. Otras si, van creciendo, lentamente.

Y cuando llega la primavera, pasas estas plantitas a macetas o a su sitio definitivo, las que han crecido y las que se han quedado estancadas y como hay varias que no lo han conseguido, llenas el hueco que falta con semillas recién plantadas.

¿Y que es lo que pasa? que en dos o tres semanas todas las plantas están igualadas, las que crecieron, las estancadas y las recién plantadas, estas plantas que has estado meses cuidando están igual de altas, de verdes y de frondosas que las que sembraste meses después. La naturaleza sabe cuando tienen que crecer las plantas, cuando tienen que empezar a desarrollarse y por mucho que nos empeñemos, ella es mas sabia que nosotros.

Pues a MI forma de ver, con los niños pasa algo similar. Puedes coger a un bebé de seis meses y “entrenarlo” cada día para que se aprenda los colores. A mi hija nunca le hemos enseñado ni los colores, ni a contar ni las partes del cuerpo por poner un ejemplo, le hablamos, cantamos con ella, le contamos historias pero solo con el ánimo de entretenernos, no “para que aprenda cosas”. Y resulta que sabe los colores, que sabe donde tiene los ojos y las manos y que el otro día nos sorprendió contando hasta diez. Supongo que como la gran mayoría de los niños de su edad. Puede que haya niños que hayan estado semanas para aprender los colores, a mi hija ahora le dices “esto es verde” y ya está, no hay que repetirlo, ni pasarle bits ni cantárselo mil veces. Solo se le dice una o dos veces y lo aprende, ¿Por que? Pues posiblemente porque ahora está preparada para aprender eso. Claro que yo no puedo presumir de tener una hija de dos años que “casi lee ya” (¿Casi lee o se ha aprendido cosas como un lorito y las repita sin saber que dice?) ¿Pero es que sabes que? Yo no quiero presumir de lo que hace o no hace mi hija, mi hija hará las cosas que quiera o pueda hacer y punto.

En fin, que ese es el motivo por el que creemos que Alba no necesita ir a una guardería “a espabilarse”, por el que no tenemos intención de que vaya a clases de ingles “para que se haga bilingüe” (juuuuasss!!) ni pensamos “estimularla” para que se haga más lista.

Dentro de unos años veremos los resultados.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

Una cosa que seguro que no te contaron de la lactancia prolongada

La blogosfera maternal está llena de artículos sobre las cosas que no te contaron de lactancia, o sabre las cosas que a la autora le habría gustado que le contaran. Las 10 cosas sobre lactancia que nunca te contaron, mitos de la lactancia, 5 cosas sobre la lactancia que me había gustado saber, los 15 secretos de la lactancia mejor guardados…

aplaudiendoY están muy bien, un poco repetitivos porque casi todos cuentan lo mismo pero muy bien.

Pues hay una cosa que no cuentan, o por lo menos yo no la he leído, y mira que me he tragado artículos sobre el tema. Eso si, para vivirla tienes que llegar a una lactancia prolongada, si solo llegas a los seis meses o menos, o si no llegas al año, dudo que puedas llegar a experimentarla.

Lo que no te habrán contado es que llegará un día en que tu bebé aplaudirá y dará grititos de alegría al verte las tetas! Tu te estarás cambiando, puede que poniéndote el pijama y de repente tu bebé dará un grito de alegría, aplaudirá y se lanzará sobre ti como si no hubiera un mañana.

Y a partir de ese día cada vez que te vea las tetas será igual, una alegría sincera que te llena de satisfacción y que hace que todo merezca la pena. Porque la lactancia prolongada tiene algo especial, tu hijo ya empieza interactuar contigo y es capaz de pedir lo que quiere. Ya se alimenta con más cosas aparte de tu leche y tus tetas pasan a ser algo mágico capaz de consolar, dormir, alimentar y por lo que se ve, hacer reír.

Y es que esto de que te aplaudan cada vez que te ven las tetas puede que para algunas sea lo normal, pero a mi en 45 años nunca me había pasado! Y Mola.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

El cachete a tiempo

cacheteMe sorprende ver la cantidad de gente que aún piensa que “un cachete a tiempo” es la solución a todos los males, no les entra en la cabeza que si un niño “necesita” un cachete es porque lo han estado haciendo fatal. Normalmente el defensor del “cachete a tiempo” cuando le dices que un cachete es violencia y malos tratos suele justificarse con un “mujer, no es lo mismo un cachete que una paliza“,

Aquí va mi respuesta a ese argumento, que a más de uno ha dejado pensando:

Tocar los genitales a un niño no es lo mismo que violarlo, y ambas cosas son abusos sexuales. Un cachete y una paliza ambos son malos tratos

Ahí lo dejo.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

¡Un año! (y un mes y dieciocho días)

Pues si, Alba cumplió el año hace ya más de mes y medio. Y yo sin aparecer por aquí. ni hacer una entrada especial ni ná de ná.

Y la verdad es que no tengo excusa, vale que Alba reclama mi atención pero en general tampoco es tanto, pero creo que estoy tan absorta en disfrutar de ella que se me pasan los días sin darme cuenta.cumple

Aún no anda sola, cogida a los muebles o a una mano si, no para y si ve que no llega cogida a algo se tira al suelo y a gatear, que cuando te quieres dar cuenta ya está en la otra punta. Es muy prudente y no se lanza si no está segura, gracias a esto de momento llevamos pocos “cocos”, alguno ha caído pero en general pocos. Hace un rato ha estado un momento de pie sin sujetarse y ha dado un pasito sola así que supongo que estará a punto de soltarse, pero teniendo en cuenta que está así desde los once meses pues quien sabe si se lo va a tomar con calma.

Seguimos con la teta, que esto ya es vicio, del bueno, pero vicio. Por ella estaría todo el día con la teta fuera, ahora le ha cogido el gusto a jugar con ellas, sobretodo a la hora de irnos a dormir, el ritual ha cambiado, ahora tiene que tener las dos tetas disponibles y una chupadita a una, ahora me lanzo a la otra, un par de chupaditas ahora voy a por la otra y me tiro en plancha y así se puede tirar un buen rato, hasta que me pongo sería y la tumbo y solo le dejo una teta, sigue quedándose frita con la teta. Por las noches igual, si veo que se mueve mucho y “protesta” antes de que se despierte la enchufo a la teta y seguimos durmiendo, lo que ha cambiado es que ya no la cambio de teta, pasamos toda la noche con la misma y al día siguiente cambio de teta. Otra cosa que ha cambiado es que hay veces que ella misma se sirve, como me quedo dormida con la teta fuera solo tiene que buscarla y ale, chupito!

De peso para variar sigue “baja”, en la última revisión, 6,700 gr y 71.5 cm aunque yo creo que la pesaron mal, según mis cuentas pesaba más, pero bueno, como está en un percentil bajito (0,3 según una web que consulté) le hicieron una analítica, tengo pendiente contaros mi aventura madre coraje exigiendo los derechos de mi hija, a ver si me pongo un día de estos, que a este paso lo contaré para cuando se gradúe. El resultado, anemia, que parece ser que con los niños de pecho no es demasiado raro, unas gotas de hierro y solucionado. Pendiente estoy de los resultados de mi analítica donde me temo que vamos a tener el mismo resultado, al parecer ha heredado de mi la anemia. En fin, podría ser peor.

Por lo demás Alba sigue siendo un rabo de lagartija que no para quieta y eso con falta de hierro, ¡Cuando esté pletórica miedo me da! ¡Voy a perder de golpe los cuatro kilos que me sobran! Sigue sin decir ni mú. Es una cría muy espabilada, simpática cuando le da la gana y con un amor apasionado a los botones de cualquier tipo y a los cables. Entre sus proezas contamos apagar la tele, el multimedia, el ordenador de papa (incluyendo el SAI)  y el de mamá y encender y apagar la lamparita de noche.

Y ya estamos empezando con las rabietas, menudo carácter que tiene la niña y vaya berrinche cuando le quitas algo peligroso de las manos… menos mal que de momento la táctica de la distracción o la teta funcionan, ya veremos cuando llegue a los dos años.

Y eso es todo de momento, a ver si me paso más por aquí porque el pobre blog va a sacar telarañas…

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

La teta que todo lo cura

Hoy es el día mundial de la lactancia, no me gusta mucho que existan los “días mundiales de…” porque eso indica que sea lo que sea es algo que hay que reivindicar, defender o reclamar. Me gustaría que dar pecho fuera algo normal y cotidiano, pero desgraciadamente no es así. Este año el lema elegido es Lactancia materna: un triunfo para toda la vida.

lactancia

Ya conté aquí mi realidad con la lactancia, en mi familia lo normal ha sido siempre dar la teta hasta que el bebé quiera.

Lo que yo no sabía era que la teta, además de servir de alimento, es un chollo. No solo es gratis, es que además te facilita la vida un montón. No voy a contar los beneficios de la lactancia para el bebé porque eso creo que ya lo sabe hasta el que reniega de ello y además hay miles de blogs dedicados al tema, ni voy a contar lo cómodo que es a la hora de preparar la comida, te sacas la teta y ya esta.

Voy a contar otras ventajas que tiene, ventajas que por otro lado hay quien ve como desventajas.  Supongo que todo depende el color del cristal por el que se mira.

De vez en cuando leo en blogs o foros de maternidad a madres que se quejan amargamente de que su hijo solo se duerme con la teta o que solo se calman si lo ponen al pecho, preguntan como hacer para que el bebé se duerma sin la teta o para que si llora se calme sin tirar de teta.

bebedurmiendoY me sorprende. Y mucho. Me sorprende que se quejen y busquen alternativas a algo que es tan cómodo y fácil como sacarse una teta y enchufársela al bebé. Alba se duerme con la teta desde siempre, mano de santo, nos vamos a dormir, nos metemos en la cama, jugamos un rato los tres y la tumbo a mi lado, le ofrezco el pecho y en unos diez minutos o menos está frita. Si se despierta por la noche hago lo mismo, teta y en menos de un minuto dormidas las dos, cuando veo a madres desesperadas por no poder dormir me da mucha pena por ellas, nosotras llevamos durmiendo del tirón prácticamente desde el principio. Cuando oigo esas terroríficas historias de niños que están hasta las tres de la mañana despiertos, niños a los que hay que mecer de un lado a otro, ponerles música, sacar a pasear en coche para que se duerman doy gracias a mis tetas. No entiendo como teniendo algo tan a mano hay quien se quiera complicar tanto. Con lo que me desespero yo cuando no me funciona la teta, que me quedo como lela sin saber que hacer. Y encima se quejan de que al final tienen que darle teta para conseguir que se duerman. ¿No es más fácil empezar por lo que sabes que funciona? Digo yo…

Baby cryingAlba no es una niña que llore mucho, pero cuando llora lo hace con un sentimiento que ríete tu de un culebrón venezolano. Como es un rabo de lagartija ya nos ha dado un par de sustos, nada grave, un par de caídas del sofá y algún que otro coscorrón, en estos casos es mucho más el susto que el daño, pero hay que verla llorar. La forma más rápida de consolarla es fácil, teta. Oye es instantáneo. se queda tranquila y relajada en segundos.

Incluso confieso que a veces uso la teta en beneficio propio, hay veces que Alba está especialmente movida y no se entretiene con nada, en estos casos suelo salir a dar un paseo, pero hay veces que tengo trabajo que hacer y tengo que hacerlo ya, no puede esperar, en estos casos la enchufo y el 90% de las veces se queda frita en mis brazos, de esta manera puedo trabajar con el ordenador mientras ella se pega un siestón. El 10% restante se la llevo al papi para que la entretenga él. Confieso que para la realización de este post he tirado de teta.

Así que para mi la teta no solo es un chollo porque recibo la subvención por dar teta de los 800 euros anuales sino porque me saca del apuro en un momento, fácilmente y sin dramas.

Por primera vez, y sin que sirva de precedente, voy a participar en el carnaval bloguero de celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Dialactancia_2014

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook