Visita a la matrona

Hoy teníamos visita con la matrona.

Me ha pesado (con botas y ropa, vamos que por lo menos tres kilos más) me ha tomado la tensión y me ha hecho la “Cartilla sanitaria del embarazo” que es una libretita donde van anotando todas las cosas que te van haciendo, y que tienes que llevar siempre encima junto con resultados de análisis, ecografías y demás. Por lo que entendí todos los resultados de las pruebas nos los irán dando a nosotros y hay que llevarlos siempre junto con la libretita esta. Ya he reutilizado el porta documentos que compré para el papeleo de la boda.

Además nos ha dado los resultados de los análisis, un poco baja de hierro (no es raro, el año pasado tuve anemia) y ya he pasado la toxoplasmosis, eso quiere decir que puedo comer jamón y embutidos sin necesidad de congelarlos 🙂

De los resultados hay varias cosas con * en algunas porque me paso y en otras porque no llego, pero no nos ha comentado nada, supongo que si hubiera algo muy malo nos habría dicho algo. El lunes en la visita al ginecólogo pues supongo que ya nos dirá que hay.

Si el ginecologo no dice lo contrario el lunes y está todo, tengo permiso para andar cada día una hora. A ver si empieza el buen tiempo, porque la verdad es que ahora mucho no apetece 😛

Y poca cosa más, sigue siendo de momento “embarazo normal” a falta de lo que diga el ginecólogo.

Fin de semana fatal :(

Este fin de semana ha sido terrible, empecé con migraña el viernes por la tarde y he estado con ella hasta el lunes por la tarde que por fin ha cedido la crisis.

Al no poder tomar nada más que paracetamol (que no me hace absolutamente nada) he tenido que pasar la grisis “a pelo” así que lo que antes se solucionaba con un chute de pastis amarillas y un par de horas de reposo este fin de semana me ha tenido metida en la cama, a oscuras y en silencio y sin poder hacer nada práctico.

Yo tenía la ilusión de que con el embarazo se me irían  como le pasa a muchas mujeres, pero parece ser que no voy a tener esa suerte 🙁 en fin, es lo que hay.

11 semanas. Casi tres meses

Hoy la lagartijilla cumple once semanas. Ya estamos a punto de finalizar el primer trimestre, el que tiene más riesgos de aborto y de que surjan complicaciones. De momento exceptuando algunos días de nauseas y alguna migraña no ha ido mal del todo.

Llevo con migraña desde ayer 🙁 como solo puedo tomar paracetamol que no es que me resulte muy efectivo las migrañas se hacen eternas, antes me metía un chute de pastis amarillas y en un par de horas estaba nueva, ahora con un paracetamol cada seis horas tardo días en recuperarme, me parece que no voy a ser de las afortunadas a las que el embarazo les quita el dolor de cabeza. En fin, que todos mis males sean estos.

La lagartijilla ya ha dejado de ser un embrión, ha entrado en la fase fetal, ya está completamente formada y ahora solo le queda crecer y crecer hasta que le llegue la hora de nacer. Mide unos 6 cm. y pesa unos 9 gr.

 

Dentista

Hoy he tenido cita con el dentista, se ve que como parte de un programa de prevención para embarazadas en la Seguridad Social te mandan a una revisión con el dentista. Ha sido muy muy simpático, me ha mirado y me han dado cita para una limpieza de boca y para que me pongan fluor, supongo que como prevención.

No tengo ninguna caries activa.

Y ya se me empieza a notar la pancha!!

Análisis de sangre

Hoy me han sacado sangre para los primeros análisis. 4 tubos de sangre, dos de los grandes y dos de los pequeños. Además he tenido que llevar dos tubos de orina.

Creo que estos análisis junto con las pruebas que me hará el ginecólogo dentro de dos semanas son los que determinan si será recomendable o no hacer una amniocentesis. Parece ser que ahora ya no se guían por la edad y si por otra serie de pruebas que son las que según los resultados indican si sería recomendable hacerla o no. La verdad es que es una prueba que no me hace ninguna gracia porque el riesgo de aborto, aunque bajo, está, así que si no es necesaria hacerla mejor.

Estas pruebas se llaman Triple Screening y lo que indican es el nivel de riesgo de alteración cromosómica en el feto. No es una prueba diagnostica, solo da un cálculo de probabilidades.

En fin, ya solo me queda esperar dos semanas para que me confirmen que todo va bien, después de la visita del ginecólogo y si todo va bien, este blog verá la luz.

10 semanas. Dos meses y medio.

Pues a lo tonto a lo tonto, ya hemos llegado a las 10 semanas, osease, en tiempo “normal”: dos meses y medio. Esto de contar por semanas no lo controlo demasiado aún, me pasa como cuando me dicen que un niño tiene 33 meses… me hacen pensar y tener que calcular cuanto son 33 meses en años. ¿Tanto cuesta decir dos años y medio?

Cuando busco información y leo algo sobre la semana 27 o la semana 36 tengo que calcular cuanto es en meses porque no soy capaz de hacerme una idea contando en semanas. No sé si seré yo la única rara… para mi hasta ahora las embarazadas lo estaban “por meses”, y como supongo que para la mayoría será así, yo seguiré contando “por meses”. Vale que ahora sé lo leeento que pasa el tiempo y que las semanas se hacen eternas y vas contando casi las horas, de hecho la mayoría de mujeres, cuando dice de cuanto está dice las semanas y los días, algo más o menos así: 8+2 (8 semanas y dos días) o 12+3 (doce semanas y tres días) pero yo creo que cuando se sepa el embarazo y la gente me empiece a preguntar de cuanto estoy con decir de X meses será suficiente, excepto al médico, la matrona y a Juanjo no creo que le interese a mucha más gente de cuantos días estoy exactamente. ¿No?

La largartijilla será en estos momentos algo así: