21 semanas. Cinco meses y poco

Pues otra semanita ya que ha pasado.

Ha sido una semana estupenda, ni molestias, ni dolores ni ná de ná. Solo un poco de cansancio al subir escaleras o andar pero con subir despacito se soluciona.

Después de la ecografía en la que parece que está todo bien, sólo nos queda ir mañana al médico para que lo confirme.

Esta semana he notado como se movía la niña. Son movimientos muy sutiles y cuesta distinguirlos de los movimientos de las tripas, pero si que algunas veces no he tenido dudas de que Albita se está moviendo.

pataditas

 

Hemos hecho algunas compritas y tengo pendiente un montón de entradas con las muestras gratis que me han ido llegando. A ver si tengo tiempo y lo subo todo esta semana.

¿Emma o Alba?

Desde que sabemos que es una niña (todo será que al nacer nos llevemos un pito sorpresa, que ya hay antecedentes en la familia) hemos estado pensando en nombres.

nombres

La verdad es que no le hemos dado demasiadas vueltas. Juanjo ya tenía decididos nombres, tanto de niña como de niño desde hacía tiempo, lo hizo cuando estuvo tramitando una adopción que finalmente no pudo llegar a materializarse.

Así que él ya tenía los “deberes” hechos, Alba para niña y Alex para niño.

alba

A mi los dos nombres me gustan. Son cortos, fáciles de pronunciar, no son clásicos pero no son “raros”.

De niña también me gusta mucho Emma. No sé muy bien porqué, quizás porque empieza y termina como el mio. También es corto, no está muy visto y no es “raro”.

emma

Con nombre raro me refiero a esos nombres que los ves y no sabes si son de niña, de niño o de perro. De tan originales que son, se pasan. Para alguno que encuentras de este estilo que está bien hay montones que son raros (por no decir otra cosa).

Creo que un nombre tiene que ser cómodo, tener que estar deletreando o repitiendo tu nombre cada dos por tres es un coñazo. A mi me pasa con el apellido, no hay manera de que lo pillen a la primera, y mira que no es tan raro, pero nada. Acabo deletreándolo que es más rápido. Y menos mal que solo son cinco letras.

Hasta hemos hecho una mini encuesta en Facebook, Emma ha ganado por bastante diferencia, aunque Alba se ha llevado bastantes votos también.

La decisión finalmente ha sido mía, Juanjo me insistía en que lo que yo quisiera. Así que ya está decidido.

Alba

¿Y porqué Alba si se supone que mi opción era Emma?¿Y para que preguntamos en Facebook si luego va y elijo el menos votado?

Pues por varios motivos, primero porque Alba es más sencillo de pronunciar que Emma, da menos lugar a confusión, es más fácil de escribir, como mucho tendrá que indicar si es “con be o con uve” y creo que la gran mayoría sabrá escribirlo. Emma ya tiene más complicación por lo de las dos emes.

Y segundo porque aunque Juanjo lleva ya mucho tiempo con el nombre pensado, es tan generoso que me deja elegir a mi, él ha pasado mucho más tiempo que yo llamando por su nombre en su mente a esta posible niña que no sabía si finalmente llegaría a su vida o no, y ahora estará aquí en unos meses. Y porque es el nombre que le gusta a él y a mi también me gusta.

Y por último ¿Cuantas niñas tienen unas pastas de almendra y azúcar de caña con su nombre? Se llaman albitas porque Juanjo pensó que si alguna vez tenía una niña se llamaría Alba.

Albitas

Albitas

Así que ya es definitivo, Alba te esperamos en unos meses para que pongas nuestras vidas patas arriba 🙂

 

Pendientes

Uno de los dilemas que se nos han planteado al saber que esperamos una nena es el tema de los pendientes. Más concretamente de los agujeros de los pendientes.

¿Se los hacemos o dejamos que decida ella cuando sea mayor?

Juanjo no se moja, dice que lo que yo decida. Personalmente siempre he pensado que no, que si quiere ya se los hará cuando sea mayor. Pero claro, una cosa es pensar en teorías y otra es tener en un proyecto de mujer dentro.

orejabebe

¿Y si cuando la nena tenga cinco años y todas sus amigas lleven pendientes ella también quiere? ¿Se los hacemos entonces que seguro que le dolerá (porque digo yo que algo dolerá) y hay más riesgo de infección?¿No se los hacemos y que se los haga cuando sea más mayor? Porque a no ser que salga un chicazo, seguramente cuando vaya creciendo le gustará llevar pulseras y collares y pendientes…

Siempre se puede poner de clip, pero no es lo mismo.

Si se los hacemos cuando sea un bebe, tengo la sensación de que cicatrizarán antes y de que el riesgo de infección es menor.

Claro que si se los hacemos, nos quedamos sin argumentos cuando tenga quince años y quiera hacerse un piercing en el ombligo, ¿Como le dices que no se agujeree el cuerpo si tu ya se lo has agujereado sin su permiso? Y que conste que a mi los piercings en el ombligo me gustan, de hecho hasta hace cinco meses yo llevaba uno, en cambio en la cara no me gustan nada.

Hay quien cree que es una costumbre bárbara, hay quien piensa que es una tradición. Hay quien piensa que es mutilar el cuerpo de la niña, hay quien piensa que es bonito.

Yo no creo que sea para tanto, intento mirar el lado práctico.

¿Se los hacemos ahora que no se va a enterar o esperamos a que sea “mayor” y decida ella? Este es el dilema.

Niño o niña, ventajas o inconvenientes.

Cuando nos preguntaban que si preferíamos niño o niña y decíamos que nos daba exactamente igual, había gente que no se lo creía, siempre venía el/la típico/a que te miraba con suspicacia e insistía, pero algo preferiréis no?

Pues no,  por lo menos a mi y se que a Juanjo también, nos daba exactamente igual que fuera niño o niña.

niñoniña

Ahora que nos han dicho que estamos esperando una niña, estamos encantados y si nos hubieran dicho que esperamos a un niño, pues también.

Suena a topicazo, pero de verdad que cuando vas a la ecografía de las 20 semanas, lo único en lo que piensas es en que te digan que todo está bien, que no se vean nada raro, que no hayan malformaciones, que el corazón esté latiendo.

Que luego te dicen si es nena o nene, pues vale, pero cuando de verdad respiras es cuando ves que aparece algo en la pantalla, que la ecógrafa comienza a hacer su trabajo y le va soplando a la enfermera lo que ve y la enfermera va anotando tan tranquila. Sin cambios de expresión, porque eso quiere decir que es rutina, y si es rutina es que es normal y si es normal es que todo va bien. Luego oyes los latidos y ves que son acompasados y en la pantalla salen todos iguales, que eso se supone que también es bueno. Y terminas pronto, que eso también es señal de que todo se ve bien y no hay que revisar nada raro.

La única pega a mi parecer si es niño, es que hacen pis hacia arriba y eso quiere decir que en el cambio de pañal tienes más riesgo de una ducha inesperada en toda la cara (que hay que ver con que fuerza son capaces de mear los jodíos!) y si es niña la única pega es que a la hora de limpiarles tienes que recordar hacerlo de delante hacia atrás para evitar riesgo de infecciones. Por lo demás a mi parecer, lo mismo da que me da lo mismo, niño o niña habría estado bien cualquiera de los dos.

Ecografía de las 20 semanas.

Esta mañana hemos tenido la ecografía de las 20 semanas. Es importante porque es en la que se revisa que el bebe esté bien y no tenga malformaciones importantes.

Está todo bien, han estado un buen rato midiendo y tomando notas, al terminar le hemos preguntado a la doctora si estaba todo bien, nos ha dicho que los ecografistas no dan diagnósticos pero que estuviéramos tranquilos.

Los resultados los ha metido en un sobre cerrado, pero nada más salir lo hemos abierto y estaba marcado todo, corazón, extremidades, hígado, etc.  y en anomalías no había escrito nada, así que estamos ya tranquilos porque si hubiera algo mal saldría en el informe.

Pesa 321 gr. y la fecha probable de parto es el seis de septiembre.

Además hay un montón de fotos de las ecografía, yo sinceramente no veo nada, solo manchas grises, la verdad es que no tengo ni idea de como ven algo los médicos.

No queríamos saber el sexo del bebe, bueno, la verdad es que nos daba igual, pero como nos hemos olvidado de decir que no lo queríamos saber pues no lo han soltado a bocajarro.  Es una niña!

niña