Cambiador

Hemos comprado un colchón cambiador por Amazon, la idea es ponerlo sobre una de las cómodas que hemos comprado para la habitación, si Alba va a dormir en nuestra habitación encontramos más cómodo dejar el cambiador ahí que tenerlo en la habitación de la niña.

Este es el colchón:

cambiador

Y así queda encima de la cómoda:

Comoda_01

Ya van quedando menos cosas que preparar!

35 semanas. 35 días. Percentiles, PEG y estirones

Otra semana más, y que rápido están pasando. Será porque ando liada intentando terminar un trabajo pendiente, pero se están pasando las semanas que da gusto.

Esta semana hemos tenido visita de control. Los resultados de las mediciones del azúcar, muy bien, me han dicho que siga así pero que coma más en el desayuno, así que en ello estamos. Ahora puedo medirme menos veces, a mi criterio, de momento me estoy midiendo los desayunos a ver si se nota que como más y luego alguna comida o cena ocasional, sobretodo me mido si incorporo alguna cosa nueva, para saber si la como en la proporción adecuada o no.

Respecto a Alba estas dos últimas semanas ha pegado un buen estirón y ha engordado casi 600 gr. Está en un percentil 23 y en la semana 34+4 pesaba 2.122 gr. Teniendo en cuenta que dos semanas antes, en la semana 32+3 pesaba 1.558 y tenía un percentil 4 y dos anteriores pesaba 1.286 y tenía un percentil 6, el crecimiento ha sido considerable. En dos semanas más tenemos visita de nuevo y me hacen los últimos análisis (espero).

En la cartilla del embarazo entre otras cosas habían anotado unas siglas un poco misteriosas: PEG. Cada vez que lo veía pensaba, tengo que buscar en Internet a ver que significa, pero no le daba mayor importancia, si los médicos dicen que esta todo bien, pues yo me fío. En esta última revisión ya no estaba anotado así que finalmente lo busque, quiere decir “peso inferior a la edad gestacional”, vamos que el bebe es más pequeño de lo que en principio tendría que ser. Se considera PEG cuando hay un percentil menor de 10. Alba ya no es “PEG” porque ya tiene un percentil 23. No necesariamente tiene que indicar un problema. Simplemente es un bebe pequeño.

Y que es eso de los percentiles os preguntareis algunos, pues simplemente una estadística. Si se cogen a 100 niños y se ordenan por peso o altura el percentil indica que posición tiene el niño, es decir un percentil de 75 quiere decir que hay 25 niños más altos o con más peso y 74 más bajos o con menos peso. Hay quien se lo toma como una competición y quiere que su niño tenga cuanto más percentil, mejor, a mi la verdad es que me la repanchufla, sobretodo ahora que aún no ha nacido, si los médicos me dicen que está bien, pues está bien, y si pesa menos pues pesa menos, no me voy a obsesionar con el peso, además puestos a parir, mejor un bebe de peso justito que un panquemao de cuatro kilos y medio. Si Alba sale a sus padres será bajita, por lo menos hasta que pegue el estirón y si sale a su padre será delgada. Y si hay 78 niños con más peso que ella o los que sean más altos, me da lo mismo. Lo importante es que tenga un crecimiento constante y que esté sana.

Por otro lado parece que vamos adelantando algo en los preparativos. A Juanjo le entro una especie de ataque de síndrome del nido y ya hemos dejado lista la maleta para cuando tengamos que salir para el hospital, ahí está en un rincón de la habitación

Maleta

Ya está lista la cuna, de momento contra la pared, luego irá pegada a la camaCuna09

Y la ropita y cosas de Alba ya están lavadas y colocadas en su mayoría, aún quedan bastantes cajones vacíos que se irán llenando poco a poco.

Comoda_01

Comoda_02

Ya queda menos!!

34 semanas. 42 días.

Otra semana más pa la saca! El tiempo está pasando muy rápido, casi sin darme cuenta ya me veo escribiendo otra entrada con una semana más de embarazo y una semana menos para conocer a Alba.

Esta semana ha sido normalita, físicamente estoy estupenda, ayer lo comentaba con Juanjo, ya ni me acuerdo de cuanto hace que no he tenido una migraña. Al principio del embarazo tuve algunas y lo pase fatal pero ahora hace meses que han desaparecido, que siga así 🙂

La barriga ya empieza a hacerse notar, al intentar agacharme noto un cuerpo duro dentro y levantarse del sofá empieza a ser complicado. Ya hace días que ando estilo pato, no intento evitarlo, al revés, voy más cómoda, me molesta menos la espalda y me siento más estable. Lo que me cuesta un mundo es subir escaleras, tengo que ir poco a poco porque me agoto. Y dar la vuelta en la cama, con lo que soy yo de dar vueltas en la cama, si no está Juanjo es fácil porque tengo toda la cama para mi, solo tengo que dar un poco de impulso y rodar como un barrilete, pero si está Juanjo el

dormir

espacio es más limitado, tengo que dar la vuelta en el mismo sitio y ahí está lo complicado, tengo que ir por partes, levanta el culo, muevelo, levanta otra vez, muevete, levanta otra vez, hasta que pillo la postura. De momento no estoy usando almohadas ni nada similar, estoy durmiendo bastante bien, hay días que me cuesta un poco conciliar el sueño, no mucho, pero duermo de un tirón.  Así que no me voy a quejar, que muchas en el tercer trimestre apenas pueden dormir.

Las mediciones del azúcar van muy bien, desde que le he pillado el punto solo he tenido dos que se han salido de los límites, una de un día que hice arroz con pollo y verduras y creo que me pasé con el arroz y otra que hacía menos de dos horas que había almorzado y diría que es normal que me diera alta. El resto bien. Estoy volviendo a comer la fruta que indica la dieta porque está claro que no era la fruta lo que hacía que los resultados salieran mal.

Y esta mañana hemos empezado con los masajes perineales, la verdad es que es un poco molesto, a ver si le pillamos el punto porque como todo habrá que practicar. La matrona nos ha insistido mucho en que van bien para evitar la episiotomía o por lo menos que sea más pequeña, así que por nosotros que no quede. Entre la crema para evitar las estrias mañana y noche, lo ejercicios para dar elasticidad y ahora los masajes perineales tengo la sensación de que no me he “cuidado” tanto en la vida. Todo sea por un parto rapidito y lo menos doloroso posible!

Este fin de semana quiero dejar ya lista la bolsa para llevar al hospital, ahora si que creo que ha llegado el momento de lavar todas las cosas de Alba y empezar a prepararse. Como ya tengo la habitación despejada ya puedo empezar a vaciar el despacho y empezar a ordenar la habitación de Alba. A ver si me cunde el fin de semana 🙂

Y eso es más o menos todo lo que ha dado de si la semana. Dentro de nada os estoy contando la semana 35…

44 días. Ya hemos terminado las clases

Hoy ha sido la última clase prenatal. Juanjo no ha podido venir a las dos últimas, ha sido una pena y se ha quedado un poco tristón porque le apetecía mucho venir, pero el trabajo es el trabajo. De todas formas no se ha perdido demasiado, el martes vimos la segunda parte de planificación familiar, nada nuevo en el mercado y hoy nos ha hablado de la importancia de hacernos citologías periódicas y de como hacer exploraciones de mama. Así que no se ha perdido mucho.

La verdad es que las clases me han gustado mucho, creo que han sido muy completas y nos ha dado bastante documentación sobre los temas tratados. La matrona se nota que domina el tema.

También claro, nos ha enseñado algunos ejercicios para tonificar la zona, a ver si soy constante y los hago cada día, de momento estos son todos los chismes que uso en casa:

pelotas

 

Pelota grande de pilates, que por cierto va muy bien para relajar la espalda cuando ya no sabes como sentarte, la pelota pequeña se usa para relajar el coxis, tumbada la poner debajo del culo y te “remeneas” un poco, parece una chorrada pero va muy bien. La esterilla es para los ejercicios tumbada y el cojín gigante para apoyarte en él.

Me gustaría ser capaz de explicar los ejercicios que hacemos pero lo veo complicado sin imágenes, de todas formas me imagino que por Internet habrá montones de ejercicios y rutinas.

Y eso es todo a falta de 44 días para salir de cuentas!

Gasas

Venga, que hace días que no pongo ninguna compra. Ayer fuimos al ikea a comprar un par de cómodas para nuestra habitación, una que usaremos de cambiador ya que si va a dormir en nuestra habitación encontramos que es lo más cómodo y otra porque aunque tenemos una enorme no nos cabe toda la ropa. Ya podré fotos cuando estén terminadas de montar.

A lo que no me pude resistir en a comprar algo para Alba, en este caso unas gasas. Son telas de gasa con forma cuadrada y que van muy bien para cualquier cosa, desde quitar unas babas a tapar el sol e incluso arropar si hace falta. Tengo un par pero son más grandes, estas son un poco más pequeñas.

La ventaja que tienen es que se lavan fácil y secan rápido, de hecho los pañales de antes estaban hechos de ese material.

gasas_02

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook