La teta que todo lo cura

Hoy es el día mundial de la lactancia, no me gusta mucho que existan los “días mundiales de…” porque eso indica que sea lo que sea es algo que hay que reivindicar, defender o reclamar. Me gustaría que dar pecho fuera algo normal y cotidiano, pero desgraciadamente no es así. Este año el lema elegido es Lactancia materna: un triunfo para toda la vida.

lactancia

Ya conté aquí mi realidad con la lactancia, en mi familia lo normal ha sido siempre dar la teta hasta que el bebé quiera.

Lo que yo no sabía era que la teta, además de servir de alimento, es un chollo. No solo es gratis, es que además te facilita la vida un montón. No voy a contar los beneficios de la lactancia para el bebé porque eso creo que ya lo sabe hasta el que reniega de ello y además hay miles de blogs dedicados al tema, ni voy a contar lo cómodo que es a la hora de preparar la comida, te sacas la teta y ya esta.

Voy a contar otras ventajas que tiene, ventajas que por otro lado hay quien ve como desventajas.  Supongo que todo depende el color del cristal por el que se mira.

De vez en cuando leo en blogs o foros de maternidad a madres que se quejan amargamente de que su hijo solo se duerme con la teta o que solo se calman si lo ponen al pecho, preguntan como hacer para que el bebé se duerma sin la teta o para que si llora se calme sin tirar de teta.

bebedurmiendoY me sorprende. Y mucho. Me sorprende que se quejen y busquen alternativas a algo que es tan cómodo y fácil como sacarse una teta y enchufársela al bebé. Alba se duerme con la teta desde siempre, mano de santo, nos vamos a dormir, nos metemos en la cama, jugamos un rato los tres y la tumbo a mi lado, le ofrezco el pecho y en unos diez minutos o menos está frita. Si se despierta por la noche hago lo mismo, teta y en menos de un minuto dormidas las dos, cuando veo a madres desesperadas por no poder dormir me da mucha pena por ellas, nosotras llevamos durmiendo del tirón prácticamente desde el principio. Cuando oigo esas terroríficas historias de niños que están hasta las tres de la mañana despiertos, niños a los que hay que mecer de un lado a otro, ponerles música, sacar a pasear en coche para que se duerman doy gracias a mis tetas. No entiendo como teniendo algo tan a mano hay quien se quiera complicar tanto. Con lo que me desespero yo cuando no me funciona la teta, que me quedo como lela sin saber que hacer. Y encima se quejan de que al final tienen que darle teta para conseguir que se duerman. ¿No es más fácil empezar por lo que sabes que funciona? Digo yo…

Baby cryingAlba no es una niña que llore mucho, pero cuando llora lo hace con un sentimiento que ríete tu de un culebrón venezolano. Como es un rabo de lagartija ya nos ha dado un par de sustos, nada grave, un par de caídas del sofá y algún que otro coscorrón, en estos casos es mucho más el susto que el daño, pero hay que verla llorar. La forma más rápida de consolarla es fácil, teta. Oye es instantáneo. se queda tranquila y relajada en segundos.

Incluso confieso que a veces uso la teta en beneficio propio, hay veces que Alba está especialmente movida y no se entretiene con nada, en estos casos suelo salir a dar un paseo, pero hay veces que tengo trabajo que hacer y tengo que hacerlo ya, no puede esperar, en estos casos la enchufo y el 90% de las veces se queda frita en mis brazos, de esta manera puedo trabajar con el ordenador mientras ella se pega un siestón. El 10% restante se la llevo al papi para que la entretenga él. Confieso que para la realización de este post he tirado de teta.

Así que para mi la teta no solo es un chollo porque recibo la subvención por dar teta de los 800 euros anuales sino porque me saca del apuro en un momento, fácilmente y sin dramas.

Por primera vez, y sin que sirva de precedente, voy a participar en el carnaval bloguero de celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna

Dialactancia_2014

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook