El cachete a tiempo

cacheteMe sorprende ver la cantidad de gente que aún piensa que “un cachete a tiempo” es la solución a todos los males, no les entra en la cabeza que si un niño “necesita” un cachete es porque lo han estado haciendo fatal. Normalmente el defensor del “cachete a tiempo” cuando le dices que un cachete es violencia y malos tratos suele justificarse con un “mujer, no es lo mismo un cachete que una paliza“,

Aquí va mi respuesta a ese argumento, que a más de uno ha dejado pensando:

Tocar los genitales a un niño no es lo mismo que violarlo, y ambas cosas son abusos sexuales. Un cachete y una paliza ambos son malos tratos

Ahí lo dejo.

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

¡Un año! (y un mes y dieciocho días)

Pues si, Alba cumplió el año hace ya más de mes y medio. Y yo sin aparecer por aquí. ni hacer una entrada especial ni ná de ná.

Y la verdad es que no tengo excusa, vale que Alba reclama mi atención pero en general tampoco es tanto, pero creo que estoy tan absorta en disfrutar de ella que se me pasan los días sin darme cuenta.cumple

Aún no anda sola, cogida a los muebles o a una mano si, no para y si ve que no llega cogida a algo se tira al suelo y a gatear, que cuando te quieres dar cuenta ya está en la otra punta. Es muy prudente y no se lanza si no está segura, gracias a esto de momento llevamos pocos “cocos”, alguno ha caído pero en general pocos. Hace un rato ha estado un momento de pie sin sujetarse y ha dado un pasito sola así que supongo que estará a punto de soltarse, pero teniendo en cuenta que está así desde los once meses pues quien sabe si se lo va a tomar con calma.

Seguimos con la teta, que esto ya es vicio, del bueno, pero vicio. Por ella estaría todo el día con la teta fuera, ahora le ha cogido el gusto a jugar con ellas, sobretodo a la hora de irnos a dormir, el ritual ha cambiado, ahora tiene que tener las dos tetas disponibles y una chupadita a una, ahora me lanzo a la otra, un par de chupaditas ahora voy a por la otra y me tiro en plancha y así se puede tirar un buen rato, hasta que me pongo sería y la tumbo y solo le dejo una teta, sigue quedándose frita con la teta. Por las noches igual, si veo que se mueve mucho y “protesta” antes de que se despierte la enchufo a la teta y seguimos durmiendo, lo que ha cambiado es que ya no la cambio de teta, pasamos toda la noche con la misma y al día siguiente cambio de teta. Otra cosa que ha cambiado es que hay veces que ella misma se sirve, como me quedo dormida con la teta fuera solo tiene que buscarla y ale, chupito!

De peso para variar sigue “baja”, en la última revisión, 6,700 gr y 71.5 cm aunque yo creo que la pesaron mal, según mis cuentas pesaba más, pero bueno, como está en un percentil bajito (0,3 según una web que consulté) le hicieron una analítica, tengo pendiente contaros mi aventura madre coraje exigiendo los derechos de mi hija, a ver si me pongo un día de estos, que a este paso lo contaré para cuando se gradúe. El resultado, anemia, que parece ser que con los niños de pecho no es demasiado raro, unas gotas de hierro y solucionado. Pendiente estoy de los resultados de mi analítica donde me temo que vamos a tener el mismo resultado, al parecer ha heredado de mi la anemia. En fin, podría ser peor.

Por lo demás Alba sigue siendo un rabo de lagartija que no para quieta y eso con falta de hierro, ¡Cuando esté pletórica miedo me da! ¡Voy a perder de golpe los cuatro kilos que me sobran! Sigue sin decir ni mú. Es una cría muy espabilada, simpática cuando le da la gana y con un amor apasionado a los botones de cualquier tipo y a los cables. Entre sus proezas contamos apagar la tele, el multimedia, el ordenador de papa (incluyendo el SAI)  y el de mamá y encender y apagar la lamparita de noche.

Y ya estamos empezando con las rabietas, menudo carácter que tiene la niña y vaya berrinche cuando le quitas algo peligroso de las manos… menos mal que de momento la táctica de la distracción o la teta funcionan, ya veremos cuando llegue a los dos años.

Y eso es todo de momento, a ver si me paso más por aquí porque el pobre blog va a sacar telarañas…

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook