El kit de emergencia

Creo que ya lo comenté, como una de las posibles consecuencias de la diabetes gestacional es que se adelante el parto (espero que no) la semana pasada decidí preparar un kit de emergencia por si había que salir corriendo hacia el hospital.

Es muy pronto, lo sé, de hecho mi idea era empezar a prepararlo a partir de la semana 35 o 36, pero por si acaso, me siento más tranquila dejando lo básico preparado. El resto ya lo iré preparando a su tiempo.

¿Que es lo que estoy preparando? Pues básicamente lo imprescindible, una bolsa con lo que hay que llevar al hospital, neceser, zapatillas,  bata, algo de ropa para Alba y cuatro cosas más. No será seguramente todo lo que acabaré llevando, ya digo que solo he puesto lo básico.

kit

Parte del kit de emergencia

Y a nivel de casa he terminado de preparar por lo menos una par de juegos de sábanas para la cuna, he lavado el edredón, los protectores, una mantita, una toalla, vamos todo lo que estaría en contacto con Alba las primeras noches, el resto ya lo terminaré de preparar a su tiempo. También he preparado sábanas y cobertor para el cochecito.

Sé que es pronto y sé que no se va a adelantar (si es que se adelanta) tanto, pero me siento más tranquila teniéndolo ya preparado. Que también sé que es una tontería, porque si se adelantara ahora Alba tendría que pasar bastantes días en una incubadora, así que en teoría tendría tiempo de sobra.

Sé todo eso, pero me quedo más tranquila dejando mi kit de emergencia listo.

Que por cierto aún no lo tengo terminado de preparar… cuando lo tenga prometo lista 🙂

4 thoughts on “El kit de emergencia

  1. Yo estoy en plena sesión de lavado de toda la ropita de la cachorrina, y espero en un par de días teerlo todo listo para prepara la bosla del hospital, por si acaso!!! Que estoy ya de 37 y aquí sigo, con la bolsa sin hacer… y no hablemos de la mía, que directamente tengo que comprarlo todo todavía (camisones, sujetadores de lactancia, discos absorventes, etc.). Así que ya estás haciéndolo mejor que yo, jaja…

    • Mi idea era también esperar un poco.

      La lista que nos dio la matrona con las cosas para llevar al hospital era más bien escasa, parece ser que te lo dan todo, solo puso cosas de aseo, zapatillas, discos, sujetadores de lactancia y bragas (por cierto no nos recomendó para nada las desechables), ropa para salir y para el bebe toallitas y la ropa para salir. El resto por lo que se ve te lo dan en el hospital. Incluido camisones y batas. Dijo que esto mejor usar los del hospital porque se manchan bastante de sangre y así no estropeábamos los nuestros. Yo camisones no tengo 😀 pero el otro día compre en el lidl un par de vestidillos de verano que pueden servir, de todas formas tengo intención de usar los del hospital y en casa seguramente las dos primeras semanas estaré despechugá, así que no creo que use muchos camisones.

  2. Qué nerviossssssssssssssssssssss. Y yo con la casa sin barrer. También me tengo que poner las pilas para terminar lo que tengo que terminar y ¡venir a veros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *