Mi realidad con la lactancia

Cuando me quede embarazada una de las cosas que no me planteé fue si daría pecho o no, para mi hasta ese momento lo normal era dar pecho, así que no era una cosa que tendría que decidir, de la misma forma que pariría y eso no me lo quitaba nadie, cambiaría pañales y daría pecho, así de sencillo.

Me explico, todas las mujeres de mi familia han dado pecho a sus hijos, los niños de mi familia han mamado hasta que ellos han decidido dejar de hacerlo. Esto es con lo que yo me crié y esto es lo que yo creía que era lo normal. Tu hijo nace, le das teta, cuando crece va comiendo cosas nuevas mientras sigue tomando teta y deja de hacerlo cuando el niño quiere.pecho

Que una mujer no pudiera dar pecho era para mi algo muy raro, otra cosa es que fuera una “moderna” que no quisiera dar pecho, si una mujer no daba pecho era porque no quería, así de simple, no quiero dar pecho por los motivos que me da la gana y no lo doy, totalmente respetable y normal.

En mi familia son habituales comentarios como “pues este hablo primero que dejo la teta” o “merendaba un bocata de jamón y luego teta” o “tu primo solo tomo teta hasta los nueve meses, el tío!” las lactancias prolongadas es lo habitual. Por ejemplo, estando en Valencia para conocer al resto de la familia, llegan mis tíos y me encuentran terminado de dar teta a Alba. Al cabo de una hora escasa Alba se pone a llorar, el comentario general es “tendrá hambre” mientras pasa de mano en mano hasta llegar a mi para que pueda darle teta, a nadie se le ocurre pensar (o decir) “solo hace una hora que ha comido, tu leche no alimenta o tienes poca leche”. No, la niña llora, seguramente tiene hambre. Y todo el mundo mira encantado como Alba ataca la teta y mi madre sobretodo orgullosa de lo bien que come la niña que está “todo el día enganchada, la tía, ¡como zampa!”, si la niña pide mucha teta en mi familia no es sinónimo de que pase hambre, es sinónimo de que está sana, está creciendo y necesita mucha leche y lo normal es que mame mucho. biberon

Esta era mi idea de la lactancia. Es mi idea de la lactancia. Es lo que yo he vivido.

Pero resulta que conforme he ido informándome me he encontrado con que la mayoría de las mujeres que dan pecho tienen que hacerlo contra viento y marea pasando de los comentarios ajenos y que muchas de las mujeres que abandonan la lactancia no lo hacen porque quieren, si no porque se ven presionadas por el entorno o son malinformadas por los profesionales que se supone que las tienen que orientar. Mujeres que han terminado dando biberones aunque hubieran querido dar pecho porque precisamente quien más les tenía que apoyar han hecho justo lo contrario. Mujeres que dan biberón pero no porque ellas han querido.

Mujeres embarazadas que no han visto dar pecho en la vida y que están convencidas de que “con biberón se crían igual” de que “puede ser que no tengan leche” o de que “su leche puede no ser buena”, mujeres que “intentaran dar pecho, pero si no se puede no pasa nada”. Y ya les pueden decir que no, que todas las mujeres pueden dar pecho salvo excepciones muy raras, que no, que toda la leche alimenta y que si al principio es más aguada es normal, que la leche del principio es así. He visto varias lactancias abandonadas, mujeres que están convencidas de que “su leche era pura agua” porque un mal profesional les ha dicho que eso puede suceder o que ante el caso de un niño que no gana “suficiente” peso el pediatra ha recomendado abandonar la lactancia. ¿Que clase de profesional es ese?

Y eso me confunde y me indigna. Porque estoy viendo muchos casos en mi entorno, casos de mujeres que no están bien informadas, vale que en muchos casos las “culpables” son ellas por no informarse bien, pero en otros ha sido la presión de su entorno las que les ha hecho abandonar la lactancia. O el fiarse de unos profesionales que no se han preocupado de formarse debidamente que no se que es peor.

Si estás embarazada no pienses “si puedo daré pecho”. No, si QUIERES darás pecho. Es tu elección, si quieres dar pecho o si quieres biberones, pero por favor, que sea TU elección, no dejes que te hagan abandonar, Internet es una fuente de información tremenda, puedes leer testimonios de mujeres que han tenido lactancias exitosas. Puedes buscar grupos de apoyo a la lactancia donde te echaran una mano y te informarán. Por favor, infórmate bien y decidas lo que decidas que sea porque es lo que tu has decidido.

Da teta o da biberón, lo que tu quieras, pero que sea eso, lo que TU QUIERAS!

 

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

8 thoughts on “Mi realidad con la lactancia

    • Lo sé, contar con el apoyo de tu entorno es fundamental en la crianza de un hijo y afortunadamente yo tengo todo el apoyo del mundo 🙂

  1. Hola Eva:
    Yo tampoco me he planteado nunca lo de la teta. Siempre he pensado que lo normal y lo mejor para mi hijo será darle teta y así lo haré. Ahora, es verdad que necesito más información sobre el tema pero aún estoy a tiempo y como dices internet puede ser un gran aliado.
    En mi ciudad lo que ocurre es que debe haber guerra entre matronas y médicos. Las matronas te aconsejan teta y el médico lo único que quiere es que el bebé gane peso y si tienes que darle biberón se lo das.
    ¿Por cierto, entonces tu niña te pedía cada hora??
    Un saludo!!

    • Mi niña ME PIDE cada hora!! o cada dos horas, o tres o las que le da la gana! Esa teoría de que se van espaciando las tomas con nosotras de momento no funciona 😀

      Esta guerra entre matronas y pediatras creo que es en todos los sitios, parece que los pediatras solo tienen una obsesión, que el bebe engorde, da igual si es un engorde sano o no, parece que hay que cebarlo como si fuera un cochinillo. Mi hija por ejemplo nació pequeñita, no pueden pretender que en tres meses pese lo mismo que un bebe que haya nacido grande, en cuatro meses dobló su peso y creció 13,5 cm. yo creo que está muy bien, en lugar de comparar con unas tablas tendrían que mirar eso.

      Yo sé que mi hija crece porque la ropa le va quedando pequeña, es una niña alegre, espabilada y vivaracha, no ha tenido ninguna enfermedad aún, ni un triste constipado así que está sana y fuerte. Eso es lo que importa, si es porque se alimenta solo de leche materna o no es algo que nunca sabré, pero tampoco importa, lo que importa es que es un bebe feliz y nosotros unos padres babeantes 😉

    • Alucino… tendría que ser ella la que decidiera si quería o no dar pecho no? eso de que “no te dejen” lo veo hasta denunciable.

      Quien sabe si el dar pecho le hubiera ido mejor para la depresión.

  2. Tienes mucha razón. Hay que querer, porque poder, todas podemos. Mi entorno no era tan favorable como el tuyo y tuve que pelear para que dejaran de ofrecerme biberones a la primera de cambio, pero afortunadamente lo conseguimos y así seguimos, con 6 meses y medio de lactancia materna ya. Por cierto, menudo lavado de imagen al blog y qué chulo!! Un beso!

    • Me alegro de que fuera bien, yo creo que es importante seguir tu instinto.

      Además, lo cómodo que es, que? 😛

      Ya me aburría el anterior blog con tantos bebes tan cursilón, este es más yo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *