Resaca navideña

Ya han pasado unas semanas, hemos vuelto a la normalidad.

Estas navidades han sido un poco estresantes, empezamos con la feria de navidad en el pueblo, Juanjo montó puesto y aunque estábamos a 50 metros de casa, las idas y venidas de casa al puesto durante dos días se hicieron notar.

Luego la visita de los tíos Rosa y Joan para Nochebuena y Navidad, que no es que dieran mucha guerra porque son bastante independientes y muy respetuosos, solo fue un cambio de rutinas y la novedad de más gente en casa.

Y una vez pasados reyes, viaje a Valencia a conocer al resto de la familia, que mi hermana, sobrinos, tíos y primos aún no conocían a Alba. Hasta mi madrina, a la que hacía unos 35 años que no veía vino a conocer a Alba. Un vaivén de gente, cada día visitas nuevas. Que no es que fueran muchas porque mi familia es bastante pequeña, pero fue lo suficiente para que Alba acabara agotada.

Y eso que ya tenía 4 meses cumplidos. No me quiero imaginar como puede acabar un bebe recién nacido con el mismo o más trajín que el que llevó Alba, que le ha costado varias semanas recuperar el ritmo. Afortunadamente Alba cuando nació no sufrió ese estrés porque nuestras amistades fueron muy respetuosas con las visitas y hasta que casi no cumplió un mes nadie vino a casa. Creo que es algo que mucha gente no respeta, un bebe que acaba de nacer necesita tranquilidad y una recién parida lo que menos necesita es tener que preocuparse del café de las visitas. Insisto nosotros en ese sentido tuvimos suerte, no solo porque en el hospital recomendaron que nada de visitas los 15 primeros días, si no porque todo nuestro entorno respetó nuestro deseo de pasar los primeros días tranquilos en casa, no se si hubo alguien que se sintió ofendido y se enfado, si es así tres tareas tiene, enfadarse, desenfadarse y procurar que yo no me enfade 😉

Si te ha gustado esta entrada puedes compartirla, pero no olvides mencionar el origen.
También puedes seguirme en twitter o en facebook

3 thoughts on “Resaca navideña

  1. Hola, guapa!

    En mi familia también somos poquitos, pero dudo que sean tan respetuosos en ese aspecto… Será imposible evitar que mis padres y mi abuela se pasen el día alrededor de la niña… Y mis suegros se vendrán a pasar unos días *cofcof* a casa, porque ellos viven a 600kms de distancia y no piensan perderse el nacimiento de su primer nieto…

    Lo que más pánico me da son las visitas al hospital… En mi círculo de familiares/amistades está incluso mal visto no ir a ver a un bebé recién nacido al hospital… Yo no he ido nunca, voy a casa tranquilamente una tarde cuando me invitan a merendar… Que es lo que tengo intención de hacer yo, una merienda en casa cuando la nena tenga un par de meses…

    En fin… A ver cómo salimos del paso…

    • Una cosa es que este mal visto no ir, pero si los padres te piden que no vayas yo creo que estará más mal visto no hacerles caso no?

      Nosotros lo que hicimos fue muy sencillo, no dijimos nada a nadie, así de sencillo, si no saben que estas en el hospital, no irán a verte.

      Previamente y con mucha educación ya habíamos avisado de que no queríamos visitas en el hospital y lo conseguimos casi por completo, exceptuando unos conocidos que se encontró Juanjo en el pasillo, no vino nadie, solo mi madre, que entra dentro de lo que yo considero familiares con derecho a estar ahí. El resto se espero a que Alba tuviera un mes.

      Te aseguro que tu nena te lo agradecerá, Alba con 4 meses y ha terminado molida, no me quiero imaginar lo que tiene que sufrir un recién nacido para el que todo es nuevo, hazlo por tu hija y hazlo por ti, intenta evitar las visitas al máximo, que de verdad que en esos momentos no estas para gaitas, ahí tienes que contar con el apoyo incondicional de tu pareja, eso es fundamental.

      Ya nos contarás a ver que pasa cuando nazca tu nena!

    • Ah y lo de tus suegros, no estaría de más que su hijo les insinuara que podría ser mejor que se busquen un hotelito porque no estaréis para atender visitas. Y si dicen que así os ayudan les podéis decir que la mejor ayuda que os pueden ofrecer es no daros más trabajo estando en casa.

      Claro que esto lo ideal es que se lo diga su hijo, que para eso son sus padres 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *